29 dic. 2011

Roban parte de un mosaico romano en Burgos



Varias escenas de un mosaico romano del siglo IV dedicado al dios Baco han sido robadas en la villa burgalesa de Santa Cruz de Baños de Valdearados, han confirmado hoy a Efe fuentes municipales.
Los ladrones han dañado seriamente el mosaico, al que han arrancado, aparentemente con herramientas rudimentarias, la esfera principal situada en el centro y otras dos laterales de menor entidad, por lo que han dejado un profundo agujero en la obra de arte.
El mosaico que representa al dios del vino está ubicado en la villa romana de Santa Cruz, que sólo está excavada en un 25 por ciento de su superficie y carece de vigilancia permanente, pese a que en el recinto se encuentran tres mosaicos del siglo IV, entre ellos el dedicado a Baco, de especial valor artístico e histórico.
Las mismas fuentes han aclarado que el mosaico se encuentra alejado del centro de la localidad, por lo que sólo la casualidad ha permitido que unas personas que querían visitar la villa romana hayan pasado por allí, donde apreciaron daños en la madera que protege la zona del yacimiento y dieron la voz de alerta.
Según vecinos de la localidad, junto al yacimiento se encontraban todavía algunas herramientas probablemente utilizadas para cometer el robo.
Fuentes municipales ya advirtieron a Efe el pasado mes de agosto del riesgo que corría el mosaico del dios Baco, de 66 metros cuadrados.
El alcalde de Baños de Valdearados, Lorenzo Izcara, reconoció entonces que "en estos momentos de dificultades económicas" prácticamente se descartaba la petición de retomar las excavaciones y la investigación sobre la villa romana, pero sí creía necesario reforzar el mantenimiento y la vigilancia.
Lamentaba, en este sentido, que la Junta de Castilla y León hubiera denegado la solicitud del Ayuntamiento para que se instalara un vallado físico o un sistema de vigilancia electrónica o vídeovigilancia del perímetro, a pesar de que ni la villa ni la zona, acotada y techada, donde se encuentran los mosaicos disponen de dispositivo alguno para su protección.
La villa de Santa Cruz se encontró en 1972 cuando una máquina excavadora removía la tierra y se topó con restos de una mansión romana del siglo IV.
Después se realizaron campañas de excavaciones en 1973, 1974 y 1978, además de algunos trabajos de protección y adecuación para visitas a principios de los años ochenta, pero ya no se volvió a ampliar la zona excavada, donde se sabe que quedan muchos restos, aunque no su importancia.

Se derrumba un pilar en Pompeya



Un pilar del cenador externo de la casa de Loreio Tiburtino, en las excavaciones arqueológicas de las ruinas de Pompeya, se ha desplomado debido a las copiosas lluvias de los últimos días, confirmaron fuentes de los carabineros de esa localidad napolitana.
El pilar derrumbado fue descubierto por personal del servicio de mantenimiento de Pompeya durante una inspección rutinaria, según recogen los medios de comunicación italianos. Los carabineros se desplazaron al lugar, acordonaron la zona e hicieron análisis fotográficos y planimétricos para calibrar el estado del lugartras el derrumbamiento.
La casa de Loreio Tiburtino está datada en el siglo II antes de Cristo y perteneció a un rico personaje que la arqueología identificó como D. Octavio Quartio, tras encontrar su sello en la puerta de entrada.
La edificación fue posteriormente reestructurada en el siglo 62 después de Cristo y posee la estructura de las villas extraurbanas del periodo. La casa, con un enorme jardín, contiene diversos elementos egipcios, muchos de ellos dedicados a la diosa de la fertilidad Isis.
Las excavaciones sobre las ruinas de Pompeya, ciudad sepultada por la erupción del Vesubio en el año 79 de nuestra era, que ocupan 440.000 metros cuadrados y han sido declaradas patrimonio de la humanidad por la UNESCO, han sido en los últimos años a menudo objeto de comentarios en los medios, por el continuo deterioro que han sufrido.